Divorcio Express

divorcio express

El divorcio puede tramitarse por dos vías, por vía judicial o ante notario. Esta segunda forma de hacerlo, el divorcio notarial, es el que popularmente se denomina divorcio express. El Divorcio Express es una forma de acceder al divorcio que se caracteriza por su rapidez.

Los dos únicos requisitos para proceder por la vía del divorcio notarial o divorcio express son que ambos cónyuges deben estar de acuerdo en divorciarse (solo se plantea de mutuo acuerdo) y no deben tener hijos menores de edad o incapacitados.

En caso contrario, hay que acudir a la vía judicial obligatoriamente. Lo característico del divorcio express son sus plazos reducidos:

  • vía judicial: uno y dos meses
  • notarial: prácticamente inmediato

Sin embargo, el coste no es proporcional a la agilidad de los trámites. Si los cónyuges además de declarar el divorcio y sus efectos, tienen que liquidar su sociedad conyugal, siempre será mucho más económico solicitarlo por vía judicial ya que si acudimos al divorcio notarial, el Notario girará una factura en función de la valoración de los bienes que integren la sociedad conyugal a liquidar y suelen ser costes bastante elevados.

A la hora de decidir si se acude por la vía notarial o la judicial habrá que ponderar lo que nos convenga más en cada caso: rapidez o economía.

En ambos casos es obligatoria la intervención de abogado que redactará el convenio regulador y, si se presenta por vía judicial, la demanda de divorcio.

¿Quieres más información sobre el divorcio express? Consulta nuestro blog.

Javier L. Valero Bermejo.
Abogado de Familia en Zaragoza

Teléfono: +34 617818966