Es un hecho que hoy en día en los despachos de abogados extranjería en Barcelona se asesora cada vez más a personas extranjeras sobre cuestiones de divorcio. En muchas de estas ocasiones la persona interesada cuenta ya con una sentencia dictada en su país y se ve en la necesidad de que tenga algún tipo de efecto aquí en España. En este artículo veremos qué hay que hacer para que esa sentencia tenga la misma validez que cualquier otra dictada en España.

El reconocimiento de sentencias extranjeras en España. El proceso de Exequatur

Para que una sentencia extranjera tenga validez y efectos en España debe iniciarse ante los tribunales españoles, lo que se llama, un proceso de “Exequatur”. En virtud de este proceso si la Sentencia extranjera cumple una serie de requisitos, se homologará y se podrá ejecutar en España como cualquier otra Sentencia que se haya dictado aquí.
 
Para iniciar este proceso se necesita designar un abogado y un procurador (se pueden designar aquí en España o en el Consulado español del Estado correspondiente).  
 
Es importante tener claro que este proceso de Exequatur no es un nuevo juicio de divorcio ni una revisión del que se hizo en el país de origen de la Sentencia, sino que se trata de un procedimiento judicial que a lo que va es a verificar que la Sentencia cumple una serie de condiciones para ser reconocida en España, nada más.
 
Requisito fundamental para iniciar este proceso es que la Sentencia no se haya dictado en rebeldía, es decir que la parte frente a la que se solicita el Exequatur tuvo conocimiento del proceso judicial de divorcio llevado a cabo en su país y que, por tanto, contó con la posibilidad de defender sus intereses en dicho proceso.
 
Una vez reconocida, esa Sentencia se inscribirá como cualquier otra, en el Registro Civil que corresponda y a partir de ese momento tendrá plena validez y eficacia en España.

Qué documentos se necesitan para el Exequatur

Además del poder para el procurador que, como hemos indicado anteriormente, se puede hacer aquí en España o en el Consulado español del país correspondiente, necesitaremos:
  • La sentencia original, que en el caso de que se trate de un país que no haya firmado el Convenio de La Haya, deberá estar apostillada y legalizada (para los países firmantes de este Convenio, la necesidad de la apostilla desapareció en enero de 2.019). La apostilla no es más que un certificado que acredita que la firma de la sentencia es auténtica, autorizando su uso en países extranjeros. En el caso de que se trate de una sentencia de divorcio de mutuo acuerdo, deberá acompañarse también el acuerdo de divorcio (convenio regulador) con las mismas obligaciones de apostillamiento y legalización que la sentencia.
  • La declaración de firmeza de la sentencia, es decir, que la sentencia ya no puede ser objeto de recurso por ninguna de las partes. Esta declaración puede venir en la propia sentencia o sino en un certificado que lo acredite
  • Traducción jurada de la sentencia
  • Fotocopia legalizada del DNI
  • Certificado literal de matrimonio
  • Certificado literal de nacimiento de hijos
 
Estos son los documentos imprescindibles para poder iniciar el proceso de Exequatuor, sin ellos, la solicitud que presentemos será inadmitida a trámite.

Dónde se presenta la solicitud

La ley contempla diferentes juzgados ante los que se puede presentar la solicitud de Exequatuor, dependiendo de múltiples circunstancias: lugar de residencia de uno u otro cónyuge, de la personas a que se refieren los efectos de la sentencia, del lugar de ejecución de la sentencia, etc., si bien el Tribunal Supremo desde hace tiempo ya ha indicado que siempre que se tenga residencia legal en España, la solicitud de Exequatur se puede presentar en el juzgado del domicilio de cualquiera de los cónyuges en ese momento y en caso de que no se conozca el domicilio de uno de ellos en España, serán los juzgados de Madrid quienes en última instancia tramiten el Exequatur, ya que la Sentencia extranjera se debe inscribir en el Registro Civil Central que está en Madrid. 
 
La validez de las sentencias de divorcio extranjeras en España requiere del trámite judicial del Exequatur que examina si la sentencia en cuestión cumple con los requisitos expuestos para ser reconocida en España como cualquier otra sentencia dictada aquí, siendo muy recomendable acudir a los despachos de abogados extranjería en Barcelona para tramitar este tipo de procedimientos.
 
 
Este artículo es un post patrocinado por el Despacho de Javier Navarro, Abogado de extranjería en Granollers (Barcelona), y recomiendo su difusión visitando su página web www.granollersabogado.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *